sábado, 25 de marzo de 2017

Bendito arroz



 Haciendo acopio de lo que había en la nevera hicimos un arroz con lo que hubiera. Unos pimientos, cebolla, champiñones, un poco panceta,ajos, caldo, arroz, cúrcuma, sal, pimienta y laurel.




 Ponemos un poco de aceite en una cazuela, un ajo y una hoja de laurel, añadimos el arroz y después el caldo y dejamos que se consuma


Por otra parte troceamos los demás ingredientes y los vamos añadiendo a la sartén en la que antes hemos puesto un poco de aceite, salpimentamos y esperamos hasta que este hecho.


Añadimos el arroz y la cúrcuma y mezclamos. Tenemos una receta, rica, sana y barata. Buen provecho.



Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 


martes, 14 de marzo de 2017

Dos cincuenta, con fondo de alacena



Carnicero de barrio y de confianza, dos cincuenta (euros) de puntas de costilla de cerdo. Se ponen a marinar en una fuente de barro con sal, pimienta, miel, romero, cúrcuma y un cerveza, preferiblemente tostada.

Una vez han reposado, se escurren y se colocan en una sartén frotada con un diente de ajo crudo. 


Según van tostándose en su jugo, se añade poco a poco el resto de la marinada: como podéis ver, queda casi caramelizado.


Con un tomate en trozos, que aproveche. Y como siempre hay quienes comen más, unas patatas fritas en gajos estarían bien para 'hacer crecer' la comida sin irse del presupuesto previsto.




Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

lunes, 13 de marzo de 2017

Que nos den calabazas (de cena)



Para hacer una crema de calabaza hace falta calabaza, claro. Pelarla, quitarle las semillas, trocearla y cocerla en agua con sal o -mejor- en caldo de verduras. Luego hay que pasarla bien por la batidora o por el pasapuré manual de toda la vida. Y, en una u otra opción, por el colador chino. Se trata de obtener una textura lo más sedosa posible.

Aparte se tuestan o se fríen unos trocitos de pan duro. Con eso basta, pero si tenéis restos de jamón serrano tampoco estorba cortarlos en virutas y tostarlos un poco.

Lo demás, facilísimo: se calienta la crema, se rectifica de sal, se añade pimienta negra molida y se presenta con sus virutas de jamón y el pan tostado/frito.


Acompañado de una tortilla de patata, cebolla y pimiento rojo es una cena barata, sana y calentita. La crema que os sobre puede congelarse perfectamente. Buen provecho.





Imágenes 2 y 3: propias, bajo la misma licencia que el blog.

viernes, 10 de marzo de 2017

Coliflor al queso tostado


File:Chou-fleur 01.jpg


Coliflor. No hay medias tintas: o gusta, o no gusta. Para quienes se quejan del intenso olor que desprende al cocerla, tenemos el 'truco de la abuela'. Se pone una rebanada de pan cortada gruesa sobre la tapa de la olla, y absorbe el olor. O, por lo menos, lo reduce bastante.

A menos que se trate de una coliflor pequeña o de un caldero muy grande, para cocerla es necesario separarla en 'arbolitos'. Puede hacerse en agua salada o en caldo de verdura, al gusto. El tiempo de cocción va a depender del grosor de los trozos, aunque se recomienda que quede más bien entera, ya que luego irá al horno.

Cocida y bien escurrida, se frota una fuente o cazuela de barro con un diente de ajo crudo. Se van colocando los arbolitos y los quesos que hayamos decidido emplear en capas sueltas. Añadir sal, pimienta molida, nuez moscada u otras especias es optativo.

Por último se vierte nata (de leche o de soja), se espolvorea con queso rallado y se pone primero a calentar y luego a gratinar al grill fuerte.



Barato y lucido: que os aproveche.





Imagen 2: Propia, bajo la misma licencia que el blog.

martes, 31 de enero de 2017

Pulpo con solera.





Estos últimos meses, hemos ido llenando el congelador y bendita cuesta de enero ahora tocaba tirar de todo ello.

Entre esas cosas había un par de tentáculos de pulpo que habían sobrevivido a vientos y mareas. Estaba cocido por lo que no hubo que recordar  los trucos para que no se quedara duro. Yo conozco dos: uno congelarlo que se que funciona y hay quien dice que hay que pegarle esto ya no podía asegurarlo. También se puede comprar cocido y se ahorra uno la paliza. 

Para hacer la receta necesitamos: Pulpo, patatas, dos hojas de laurel, caldo, sal, pimenton, aceite de oliva virgen extra.

Cocemos las patatas en el caldo, con las hojas de laurel y sal hasta que estén cocidas y enteras. En el mismo caldo calentamos el pulpo.

Hacemos una cama con las patatas cortadas en rebanadas, el pulpo en laminas finas y añadimos por encima el pimentón y el aceite.



Buen provecho.

Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 

domingo, 29 de enero de 2017

Sobras sorpresa



Noche de sábado con película a fin de mes. Hasta quedan algunas botellas de vino no consumidas en navidades, de modo que se puede elegir. El resto van a ser sobras. Imaginación al poder.

Dos hongos (contados); un puñado de espinacas, un bote de bechamel cuya fecha de caducidad se acerca peligrosamente, unas lonchas de queso havarti. Y otras de pavo trufado también pidiendo ser comidas con cierta prisa. Cuatro obleas para tacos mejicanos desparejadas. Sal, pimienta, especias al gusto.


Rehogamos la verdura lavada y troceada. Fácil. Luego, el montaje en sí:


En cada oblea una loncha de pavo trufado, queso havarti, verdura y bechamel. Se enrollan bien, se espolvorean con queso rallado y se les da un golpe de horno. Primero para calentarlas, y luego grill para dorar.


Emplatar, decorar con más imaginación, y servir con 


Un blanco amarillo-verdoso, suave, con toque fresco y un sabor persistente, muy afrutado a pesar de que también posee un final ácido. Por cierto, inmejorable relación calidad-precio. Tres euros y medio. 






Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

viernes, 20 de enero de 2017

Arroz meloso con hongos y verdura



Cuchara, es lo que piden estas fechas. Necesitamos arroz, hongos (valen champiñones si es el caso), zanahoria, judías verdes, cebolla, ajo, guisantes, y cualquier otra verdura de temporada. Sal, caldo casero, pimienta, aceite de oliva, tomate y azafrán (o colorante alimentario, o pimentón dulce, o dejarlo pálido que tampoco pasa nada). 

Mientras rehogamos la verdura lavada ponemos a calentar el caldo. 



En este plato es mejor que haya caldo suficiente, aunque sobre. Siempre puede hacerse con él una sopa de ajo para la cena. Una vez bien rehogada la verdura se dora el arroz con ella, el azafrán y/o el pimentón en caso de usarlo. Se incorpora el caldo y se va dejando hacer a fuego lento.


Removerlo con cuchara de palo hará que la textura sea melosa, muy semejante a la de un risotto. Es necesario ir añadiendo caldo hirviente poco a poco para mantener el equilibrio de cocción y que el arroz se haga sin secarse y sin quedar en exceso caldoso. El resultado viene a ser como podéis ver.


Desde luego, os ayudará a combatir el frío y os saldrá barato. Que aproveche.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.