viernes, 16 de septiembre de 2016

Menestra, claro.




Poco hay que explicaros sobre la menestra. Algunos trucos recomendables son cocerla en caldo de verdura casero, si tenéis, pero el agua clara con sal tampoco le hace ningún daño. Para que resulte económica se ha de recurrir siempre a la verdura de temporada, o al congelado de calidad, o a un razonable híbrido de lo uno y lo otro.

Cocción, poca. Para que quede un poquito crujiente. Luego ya cabe casi todo: aceite de oliva, vinagres al gusto, vinagreta más o menos historiada, ajos en láminas fritos, lo que se os ocurra. Verduras, que saben bien, sientan mejor, admiten todo recurso y no vacían el bolsillo. Que aproveche.





Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Después del verano.






Atrás ha quedado agosto y lo que se conoce como el verano canónico de vacaciones, excursiones, terrazas, chiringuitos y el calorcito. Todavía hay lugares en los que septiembre da un respiro y se puede seguir usando un poco mas la ropa de verano y de la playa. Las ciudades se vuelven a llenar poco a poco, llega el cole y los hábitos de ocio cambian. 

Los días son mas cortos y comienzan la época de estrenos de todo tipo: películas, libros, teatro, series, programas. Todos volvemos de alguna manera u otra al colegio. 

Se pueden hacer cursos de todo tipo, asistir a exposiciones, conferencias, representaciones.

También se puede disfrutar de ferias, catas y fiestas de diferentes lugares, por unos  euros podemos degustar comidas y bebidas que normalmente se encuentran lejos de nuestro alcance. Desde gastronomías del norte o del sur, hasta los festivales de la cerveza. En las zonas rurales también existen fiestas o mercados de algo que se de en la zona, de las setas, de las trufas, del queso. 

Aunque en otras fechas también existen, las que ocurren ahora tienen su encanto ya que son el recuerdo de días mejores para los amantes del calor y el verano. Para otros el resurgir después del infierno. Rencontrarse con amistades y relatar nuevas experiencias, viajes, hacer nuevos planes.

Nosotros comenzamos nuestra andadura con una feria gastronómica gallega que pasó por la ciudad. Aquí os dejamos algunos recuerdos fotográficos y del paladar de una buena cerveza gallega y una empanada de zamburiñas que traía olores y sabores de la fermosa Galicia. 







Os animamos a que busquéis en la red, que miréis cuando os paseéis y si encontráis alguna de estas oportunidades asistáis, es una buena manera de pasar un rato, un plan diferente de fin de semana, o de un día normal  en buena compañía. Descubrir otros sabores, conocer gente y normalmente no vacían el bolsillo.

Nosotros ya estamos buscando la próxima... quizá nos encontremos.



Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog.





viernes, 26 de agosto de 2016

Salas de espera II





Hace ya un tiempo que escribí sobre las vivencias en las salas de espera de centros médicos y hospitales. Quiero hablar sobre las experiencias humanas, sobre aquello que ocurre en esos lugares que existen desde que hemos  estado enfermos y seguirán siendo útiles por siglos.

Ascensores que se llenan en las horas de visita y citas medicas durante el día, en las noches tan solo guardan los ecos de habitantes temporales; otros prefieren mover las piernas, recorren los laberintos de escaleras y pasillos.

Rutina de uno a treinta, tan solo el cambio de estaciones puede servir de brújula. Eso y que en la tele o en la radio o quizá el móvil nos marque una fecha y un día en la vida.

Felices quienes ingresan por su propio pie para una intervención programada o un mal menor, que en uno o a los sumo dos días, volverán a esa realidad que aunque es descarnada en ocasiones, carece de la atmósfera caótica e inexorable de la clínica.

Aquellos que entran por la puerta de urgencias, muchos desorientados, dolidos, molestos por haber interrumpido su vida normal. Los pacientes entran, con suerte, pronto hacia la casa de curación mientras  los acompañantes se quedan en la entrada, en incómodos asientos, a veces entre cuatro paredes y otras con ventanas enormes que muestran a los que al otro lado del foso siguen sus vidas.


Menos amables y más terribles son las ambulancias, animales blancos de metal que braman avisando que en sus entrañas llevan a alguien cuya vida está a merced de las nornas o moiras,  de aquella que sostiene las tijeras: Atropos, de quien  depende cuando cortar el hilo.



Imagen de Wikipedia, wikimedia comoons



Autor and user: Giftagger. 

Pasa saber más. 




sábado, 13 de agosto de 2016

Spica virginis.



En el hemisferio norte, entre el trece y el quince de agosto, sucede la desaparición de la estrella Spica sobre el horizonte visible. Spica, 'la espiga', es la estrella que lleva en la mano la constelación que llamamos virgo. Para nosotros coincide con fiestas, incluyendo las dedicadas a la 'Dormición','Asunción', y algún nombre más. Se celebra a la Virgen. En realidad se celebra su 'muerte' y asunción a los cielos. Lo de asunción es fineza de curas. Te mueres pero no resucitas, faltaría más. Te resucita tu nene, pero tampoco te resucita, te sube a los cielos en cuerpo y alma de la tacada. Asunta.

El ocho de septiembre, en el hemisferio norte, la misma estrella Spica muestra su orto helíaco, reaparece. Casualmente, es el día de la Natividad de la Virgen. Más fiestas y romerías. Como es obvio, ya no coincidimos tanto con los ciclos agrícolas de antaño. Cuando a mitad de agosto todo había sido segado y estaba esperando, y cuando se aguardaba el otoño temprano para tempranas siembras. Que no lo sepamos no importa. Este fin de semana se irá a dormir la estrella Spica y regresará cuando regrese septiembre. 






Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

miércoles, 3 de agosto de 2016

El burro y la miel






























Nuestro amigo el burro salió de aventuras y como no era cobarde se atrevió a descubrir tierras que nunca había visitado. ¿Qué se encontró? No nos lo quiso contar el muy bribón.

Comenzaremos por la rubia del burro de Sancho. Es Blond Ale, esta compuesta de: agua, malta de cebada, lúpulo y levadura. Fermenta a muy altas temperaturas. 

Tiene cinco grados, y es fresca con un toque amargo al final, nos sorprendió gratamente ya que las rubias no son las que mas nos gustan.

Ideal para consumir con carnes ligeras, mariscos, y pescados.

La segunda cerveza es una reciente cata de la casa. Se llama Ballut y es extremeña, de Badajoz. Es una marca joven de cerveza artesanal. Tienen cuatro variedades y de la que os vamos hablar se caracteriza por un toque de miel que contrasta con el amargor del lúpulo.

Es Blonde Ale, turbia, sus ingredientes son: malta de cebada, levadura, lúpulo, agua y un toque de miel milfores de Extremadura. Es una cerveza rubia con cuerpo y de sabor delicado que persiste y sorprende a quien la prueba.

Marida con platos de caza, carnes rojas y postres. 


Que las disfrutéis!!!!

Artículos relacionados



Para saber más 




Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 









miércoles, 20 de julio de 2016

Ensalada de alubias






En plena ola de calor  venimos con una ensalada completa, rica, ligera y de precio medio.


Necesitamos: Alubias, bacalao, pimientos rojos y verdes, lechuga o similar, un huevo, cebolleta, aceite de oliva, sal, un diente de ajo, vinagre y perejil.



Con los calores nosotros hemos optado por las alubias de bote y los pimientos rojos en conserva en tiras, el verde natural. 



El bacalao lo podemos cocer en agua, o hacerlo a la plancha durante unos minutos. Cocemos el huevo. 



Para la vinagreta picamos la cebolla, los pimientos verde y rojo, el ajo, y el huevo cocido, le ponemos sal, vinagre, y aceite y lo mezclamos.



Sobre la cama de lechuga ponemos las alubias y el bacalao en láminas o medallones, adornamos con unas tiras de pimiento rojo y le incorporamos la vinagreta.



Tan solo queda disfrutar del plato, Buen provecho!!!!




Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog. 




Limalimonada con cúrcuma.



Para una limonada diferente necesitamos limas y limones en la misma proporción, azúcar morena, cúrcuma y agua muy fría.

Con el exprimidor -manual o eléctrico- recogemos todo el zumo de los cítricos; no importa si hay restos de pulpa, más tarde filtraremos la limonada. 

Añadir azúcar y agua al gusto. Cuanto menos dulce más refrescante, pero eso depende de las preferencias de cada quien. Dejamos enfriar y añadimos un cuarto de cucharilla de cúrcuma por cada litro de limonada: filtramos con un colador o manga. Personalmente, creo que es mejor usar botellas de cristal. 



Bibliografía.






Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.