sábado, 10 de noviembre de 2018

Silencio: fotografía y poemas contra la violencia de género.



Llovía. Lágrimas frías en una noche temprana, acordes con el tema propuesto. Cuando llegamos aún no había nadie; una sala más fría que la lluvia, pisadas haciendo eco y la soledad descarnada de las imágenes.



Nuestro amigo Juan F.Molina lleva tiempo con este proyecto, luchando por que la violencia de género no sea tan sólo estadística, política, despersonalización. Una vez fue llegando público y se cerró la puerta, el gran hall del Palacio de Quinta Alegre perdió su adjetivo. 



Los asistentes caminaban despacio. Es posible que no se hubieran acercado tanto a las fotografías si bajo cada una no esperara un poema de Juan Carlos Rodríguez Torres. Para leer hay que acercarse al arte descarnado e impactante de cada imagen, enfrentarla desde muy cerca. Entrar en su espacio vital, dejarse golpear por lo que en silencio gritan.



El público se apiña en torno a un atril. Juan habla -siempre poco- de sus fotografías; Juan Carlos lo hace sobre sus palabras, lee un poema. La vibración del sonido es lo único cálido bajo los techos altísimos, entre la desnudez de las paredes blancas cargadas de imágenes en silencio. Otra voz nos hace volver la cabeza: es una de aquellas fotografías escapada de su marco, Nilzia Queen. Ella es quien recita lo que las atrapadas en el muro no pueden contarnos. 



Hay sensibilidad y belleza en cada poema, en cada fotografía; pero no concesiones, ni medias tintas, ni excusas. El objetivo del trabajo es mostrarnos lo real, lo cotidiano, lo verdadero. Lo que se vive cada día muy lejos, y muy cerca. 




Ainhoa y Guille.




Imágenes propias, obtenidas con el permiso de Juan Molina.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Casa Muros:Granel selecto.



La imagen es toda una declaración de intenciones. Y Casa Muros una parada en la avenida más larga de Granada. Algo diferente. Antonio sabe de lo que habla, sus proveedores de fruta, verdura, té y café son locales. Las legumbres  de una cooperativa de Salamanca, las setas de Zamora y las pastas de Navarra.





La relación calidad precio es ajustada, y la variedad de productos casi infinita. Conviven en este lugar mil y un sabores y olores sin mezclarse.




Cafés de América y África, infusiones y tés para cada necesidad y gusto. Especias de todo el mundo y una amplia variedad de frutas desecadas. Incluyendo el tomate. 







Quien vive en la ciudad pasa más de una vez por Camino de Ronda. Nosotros siempre hacemos una visita. Si os habéis quedado con ganas de más su  página  ofrece un lugar de encuentro en el  que podéis hacer compras online (envíos nacionales), ver recetas y disfrutar de todo. 


Nota: Si llevas tus propios envases tienes un cinco por ciento de descuento en tu compra. 


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog.









miércoles, 31 de octubre de 2018

Canelones. Con novedades.





Al menos para mí, hacer canelones conlleva mucho tiempo y un gran despliegue de habilidades. Hasta ahora, las pastas precocidas nunca me convencieron. Hasta ahora.



Para empezar, son tubos. Se usan según salen del paquete, y te ahorras el enrollado siempre resbaladizo y proclive a despegarse. Pero empecemos, claro, por el relleno.

Ternera picada, cebolleta, champiñones, sal y pimienta, nuez moscada, caldo, tomate casero. Todo muy bien cortado en tamaño homogéneo, puesto a rehogar con la carne.

Rellenar los tubos requiere tiempo, pero resulta fácil. En una fuente para horno ponemos en el fondo un poco de mantequilla, tomate, y los canelones. Los mojamos con caldo y los dejamos reposar al menos un par de horas, dándoles la vuelta de tanto en tanto. El objetivo es que se humedezcan y se ablanden sin nunca llegar a romperse.


Luego toca hacer la bechamel (eso ya sabéis cómo), o si preferís una ya hecha, al gusto, ponerla recubriendo bien los canelones. Espolvorear un poco de pimienta, el queso rallado, y hornear hasta que se haya dorado al gusto.





Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.


viernes, 19 de octubre de 2018

Rosa no es solo un color (Bee Happy)








El 19 de octubre es el día de la lucha contra el Cancer de Mama. Ante todo la prevención, la investigación y la concienciación son los pilares fundamentales para lograr  vencer en la lucha. 

Esta mañana, poniendo nuestro grano de arena hemos estado acompañando a nuestras amigas de bee happy  en cuya mercería han transcurrido las cuartas jornadas "Crea un mundo solidario" en beneficio de la AECC.



Desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde estarán con talleres e información. 

Aprovechamos para comentaros que Bee Happy ofrece un lugar de encuentro, talleres de ganchillo, punto, patchwork, costura básica y actividades destinadas a niños y jóvenes. 


Ainhoa y Guille


Imágenes propias, bajo la misma licencia que el Blog. 

jueves, 18 de octubre de 2018

En otoño, granadas.



La granada es una fruta de otoño muy versátil. Simplemente en una ensalada aporta un toque fresco, crujiente y de contraste con otros sabores más cotidianos.

La que veis mezcla lechugas, cebolleta, zanahoria rallada, aguacate, una pizca de queso azul y la granada justamente 'desgranada'. añadimos sal, pimienta, unas gotas de limón (o un vinagre al gusto) y aceite de oliva. Acompaña perfectamente cualquier cena ligera.

La granada (Punica Granatum) es rica en antioxidantes, magnesio, calcio, y vitamina C. Es diurética, ayuda con la salud cardiovascular, de valor calórico bajo, contiene mucha agua. 

Su zumo potencia el deseo sexual. 


Ainhoa y Guille.



Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.


viernes, 5 de octubre de 2018

Caminar







Siempre me ha gustado caminar, quizá por que  crecí en un pueblo en el que de esa manera se llega a todas partes. Guille dice que su manía andariega viene de haberlo hecho en internados, donde siempre hay puertas cerradas, muros altos y no se puede ir a ninguna parte.




Caminar es un acto de rebeldía y libertad del que todavia podemos disfrutar. Nos ayuda a estar más sanos física y psicológicamente. Históricamente desde hace milenios hemos caminado a diario para cualquier cosa y para todo.



Dar un paso y otros después es arte, nos permite descubrir el mundo que nos rodea, interactuar con otras personas, enriquecer nuestra vida y las suyas, y curiosamente es gratuito. Excepto en suelas de zapato. 



En la literatura, en las leyendas orales, las aventuras, las epopeyas, comienzan casi siempre así. Con un paso. El que nos saca de lo seguro y conocido y nos lanza hacia lo inesperado. 




Ainhoa y Guille.




Imagen propia bajo la misma licencia que el blog.



















sábado, 8 de septiembre de 2018

Nidos con calabacín y gambones.



Para esta receta rápida necesitamos nidos de pasta fresca, calabacín, cebolleta, un diente de ajo, gambones congelados, sal, pimienta, salsa picante (optativo), salsa perrins, sirope de algarroba (pincha aquí ), aceite de oliva, queso rallado y tomate (optativo).

Pelamos los gambones. Los troceamos y los ponemos a pochar junto con la cebolla, el ajo y el calabacín mientras se cuece la pasta (dos minutos, y va en serio). Incorporamos el picante, la salsa perrins y el sirope


Si vamos a usar tomate, el momento de añadirlo es al final, cuando salpimentemos. 


Colamos los nidos. Los añadimos a la mezcla y removemos bien. Como muestra podéis ver la versión con tomate, y la que no lo lleva. Para gustos hay colores.



A la mesa, sin más.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.