miércoles, 21 de diciembre de 2016

En estos días.



En estas fechas muchos recibirán regalos, del Olentzero, Papa Noel, Reyes magos, y muchos no recibirán nada. En estos días vamos haciendo acopio de los últimos momentos de un año que en general ha sido difícil. Yo me voy a pedir a mi nueva yo del año que viene que tenga mucha paciencia, no cambiar y seguir sonriendo aunque las situaciones de la vida nos den algunos revolcones como los toros de los encierros y que me levante despacio pero segura de que podré con todo.

 No voy a pedir nada que no me haga falta y que tenga valor monetario. Voy a contar a mi yo del día uno de enero que la impotencia de estos tiempos la convierta en creatividad, en nuevas ideas y sobre todo que no se deje cegar por aquello que esta ahí fuera y quiere convertir nuestras victorias en derrotas.
Voy a contarme cuando estén dando las campanadas que aunque el camino sea largo lograremos esos proyectos en los que tanto estamos trabajando. Pensaré en los que se fueron dando gracias por su tiempo y su esfuerzo. Bendeciré a aquellos que están por llegar y sobre todo daré la mano a mi compañero y al presente que es lo único que es cierto
.
Me despediré de ese yo de este año que se irá a descansar y a formar parte de la experiencia y de lo que hay que recordar.

No tengo la menor duda de que barreremos más minuciosamente que nunca y echaremos las barreduras (sólo una pizca simbólica, no la pala entera) por el balcón. No hay nada malo en sentirse mal. O muy mal. A medio desarbolar, con el viento en contra y esperando, no viendo, alguna luz. Soy muy optimista. Hasta que dejo de serlo. 

Eso sí, me empecino. En que no hay nada de lo que no se salga, ni males que cien años duren, ni noche que no tenga final. Y para tales tormentas, largas y duras, lo mejor es mirar a los ojos de mi compañera y ver en ellos la misma determinación. Por eso (y por todo) le doy las gracias.


Os deseamos unas felices y tranquilas fiestas: y que el año próximo nos haga mejores, y nos traiga mejores vientos.


Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.



domingo, 4 de diciembre de 2016

Secretos inconfesables



¿Queréis incluir una fondue de quesos suizos para una cena adecuada en una noche fría? Hay dos maneras de conseguirlo: la canónica y la inconfesada. Empecemos por hacer las cosas a la vieja usanza.

Necesitáis una fondue, claro. Con su infernillo y su alcohol de quemar, sus pinchos y una buena base para apoyarla. Luego hace falta un diente de ajo. Y los quesos, a saber: Gruyére, Vacherin de Friburgo, Raclette y Sbrinz. También vino blanco seco, Kirsch, una cucharada de maicena, pimienta negra molida y el zumo de medio limón. Un buen pan tostado, y algunas verduras al vapor o como crudités, al gusto.

Se frota con ajo el interior de la fondue, se enciende el infernillo. Troceamos los quesos. Ponemos el gruyère, el zumo de limón y el vino en la cazuela y vamos moviendo sin parar con cuchara de palo. Cuando empieza a fundirse añadimos la maicena diluída en el kirsch, el resto de quesos, la pimienta y continuamos moviendo hasta obtener una crema lisa y homogénea. En ella se sumergirán los trozos de pan tostado pinchados, o las verduras. Le va bien un tinto con cuerpo como acompañamiento.

La opción B ni tan siquiera necesita fondue. Basta con ir al Aldi, comprar la caja que habéis visto arriba y seguir las instrucciones empleando una mera cazuela de fondo grueso. 3,49 euros. Palabra que no sólo "da el pego". Es que resulta difícil encontrar la diferencia. 



Luego vale contarlo, como he hecho yo, o sacar la fondue, el infernillo y lo demás asegurando que lo has hecho a la clásica. Se lo creerán.




Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Arroz al horno.





Las recetas muy tradicionales siempre son criticables. Sobre todo, cuando a lo tradicional se suma el deseo (y la necesidad) de llamar a las cosas por su nombre. Lo tradicional era, ante todo, barato.

El nombre canónico es "Arròs al forn." Se preparaba en cazuela de barro, y en las casas carentes de horno propio se llevaba al de la panadería, pagando unas monedas, para que acabara de hacerse. 

Necesitamos arroz, garbanzos cocidos, patata, tomate, panceta (o tocino), cebolla, pimiento, una cabeza entera de ajos, caldo casero y morcilla. Sal, pimienta, y alguna especie que combine. En este caso, romero y una pizca de comino.

En una cazuela de barro se pone la cebolla, el pimiento, el tomate, la panceta y las patatas. Se rehoga todo bien a fuego bajo, y cuando toma un aspecto como el que veis 



se le añaden los garbanzos, el arroz la cabeza de ajo, la morcilla en rodajas y el caldo.

Se pone al horno. Y, si gusta, se deja tostar un poco tras haber quedado seco. El resultado se ve así.



Es un plato único, contundente pero no pesado, propio de días invernales. Con aquello de las tres B: bueno, bonito, barato.



Imágenes propias, bajo la misma licencia del blog.

domingo, 30 de octubre de 2016

Propuesta de cena de cumpleaños otoñal.





Lo mejor de preparar una cena de cumpleaños es que sea por encargo. Esto es, que te pidan lo que desean exactamente, dejando un pequeño margen a la sorpresa.

Un deseo sencillo: solomillo de cerdo a la plancha, patatas bravas dos salsas, postre. Empecemos por el solomillo, cortado en medallones y puesto a macerar el día entero. Sobre el macerado hablamos hace poco, os dejo el enlace para no repetir:





Unos cuarenta y cinco minutos antes de la hora de la cena se pelan las patatas, las cortamos en cuadrados homogéneos y las ponemos a freír a fuego vivo. Mientras, se elabora una salsa brava de tomate y un alioli. Sobre eso, cada quien tiene sus recetas y trucos.

Escurrimos los medallones de solomillo y los hacemos a la plancha. La presentación admite mil variaciones. Esta era rústica.



Como postre, un hojaldre con nata montada bien firme y frutas de temporada. Fácil.



El vino, que en este caso formaba parte de la sorpresa, tendrá una entrada aparte. Espero que sirva de sugerencia: nada mejor que lo que te piden, y no hace falta que sea faisán con plumas incluidas. A menos que te pidan faisán, y eso ya iba a ser otra película.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.


sábado, 22 de octubre de 2016

Rabos de cerezas.



Supongamos que en su temporada, la pasada primavera, comisteis cerezas.  Si no guardasteis los rabos, vale acordarse para la siguiente.

Es muy fácil. En vez de tirar los rabitos de las cerezas los ponéis a secar sobre papel (de periódico, o reciclado, incluso vale sobre algún paño limpio y viejo de esos que se emplean para limpiezas). El caso es que se sequen y pierdan toda la humedad. Luego, ya secos del todo, los metéis en un frasco de vidrio que tape bien.

Sus propiedades diuréticas son conocidas desde hace siglos, puesto que contienen sales de potasio que, a su vez, ayudan en casos moderados de hipertensión arterial. También son coadyuvantes efectivos en cistitis, y en la disolución de cálculos biliares o renales de pequeño tamaño. 

Su contenido en salicilatos  aporta propiedades febrífugas, antigripales, analgésicas y antirreumáticas.

Se consumen en infusión, bien solos o mezclados con menta, hierbabuena o manzanilla.


Para saber más:





Imagen: Miami U. Libraries - Digital Collections bajo la misma licencia de la página.

viernes, 21 de octubre de 2016

Pollo lento de otoño.



La receta es lenta, porque requiere un día de marinado previo. A cambio, parte de la marinada y de la salsa pueden congelarse perfectamente y servir para otro pollo, o para cualquier carne que deseemos hacer una semana, dos, o aún más tarde.

Ponemos el pollo (en este caso) en un recipiente hondo, mejor de barro o loza. Metales, no. Lo salpimentamos, y le añadimos una hoja de laurel, el zumo de un par de limones, vino blanco seco, y una mezcla de fruta y verdura picada: zahanoria, puerro, cebolla, ajo, mango, uvas, manzana ácida. Las especias dependen del gusto personal y del "toque" que se desee darle. Desde lo fresco (menta, hierbabuena) hasta lo agridulce, lo "moruno" o lo oriental. Imaginación libre.

Hay que darle la vuelta tres o cuatro veces. O más. Al día siguiente se pone el pollo a asar en el horno, recuperando antes la marinada para colarla y congelar. Calentamos mientras las verduras y frutas. Las pasamos por la batidora y, de nuevo, reservamos la mitad de la salsa obtenida para congelarla.


El resultado ya lo veis. Pollo asado con salsa espesa. A disfrutarlo.





Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Pasta larga con setas y Mulhacén.



Una receta de otoño. El formato de pasta larga es optativo, si no os gusta tener que hacer giro de muñeca y otras filigranas para enrollarla en el tenedor, elegid algo más corto. No pasa nada.

Necesitamos pasta, setas de chopo, salsa de tomate -siempre mejor casera- sal, pimienta y queso rallado al gusto. El resto os lo podéis imaginar. Cocer al dente, colar la pasta, dorar las setas, incorporar el tomate,mezclar bien...



Emplatamos y servimos. La cerveza Mulhacén es una marca bastante reciente dentro de las artesanas. Se produce en un pueblo llamado Nigüelas. La elegida es contundente, con bastante cuerpo, otoñal y adecuada para el plato de pasta. Abajo tenéis más información. Buen otoño, y buen provecho.





Para saber más:


Imágenes propias, bajo la misma licencia del blog.

jueves, 6 de octubre de 2016

A mas intermediarios mas hurtos III





Regreso con este clásico de nuestro Blog sobre compras. En esta ocasión voy a referirme a una parte que no es demasiado agradable pero que también hay que tratar. Es curioso que nunca se deja de aprender aunque creamos que estamos curados de espanto o que vamos con mil ojos para que no nos vuelva a pasar.

Después de haber hecho la compra y pasar por caja,  con la cuenta en la mano a veces nos encontramos con sorpresas inesperadas como que alguno de los productos que hemos comprado no tienen el precio que nosotros habíamos visto rotulado.

Normalmente no son grandes cantidades de dinero pero si sumamos la  gente que compra y por estadística a quienes les pasa es una cantidad hermosa que se lleva por la cara la empresa.

Ya comenté en la primera parte de esta serie de artículos que había que tener cuidado sobre todo con las ofertas y los dos por uno o todo a un euro, que son el marco perfecto para este tipo de gangas que a veces tienen más que letra pequeña.

Es importante mirar detenidamente el producto, su nombre, y sus características, ya que las técnicas de venta no suele jugar a nuestro favor si queremos ahorrar. Dos etiquetas cercanas al producto pueden pertenecer a otro normalmente más barato  y llevarnos a engaño.

Las prisas, la falta de tiempo y un centenar de razones nos pueden acompañar cuando estamos realizando nuestras compras pero son muy malas compañeras, ya que una distracción o un despiste pueden costarnos caro.

Sobre todo en grandes superficies tener muy claro qué se quiere comprar, llevarse la publicidad del establecimiento o mirar por internet qué es lo que venden en esas fechas pueden ser una buena idea además de una interesante lectura.

Si vamos a comprar algo que se salga fuera de la cesta de la compra, tener muy claro qué se quiere comprar, y si el asunto repercute en alguien más hablarlo y saber qué es lo que realmente se necesita y se quiere. En ocasiones lo más obvio no suele verse ni comentarse.

Uno de los deportes nacionales es el de  quejarse de boquilla y cualquier lugar es bueno, pero a la hora de plasmarlo en forma de queja los ánimos no son los mismos ni las ganas tampoco. En otros países la gente se queja más y exige sus derechos: la verdad es que se nota sobre todo en la calidad de vida. Una hoja de reclamaciones a tiempo cambia muchas cosas, entre otras que nos devuelvan lo que es nuestro, y mejora mucho la atención y el servicio.


Espero que leyendo esto saquéis vuestra propias conclusiones y sobre todo que ustedes lo compren bien. 



Imagen propia 

Bajo la misma licencia que el Blog. 


Para saber mas:

http://lauesku.blogspot.com.es/2014/03/a-mas-intermediarios-mas-hurtos-i.html

viernes, 16 de septiembre de 2016

Menestra, claro.




Poco hay que explicaros sobre la menestra. Algunos trucos recomendables son cocerla en caldo de verdura casero, si tenéis, pero el agua clara con sal tampoco le hace ningún daño. Para que resulte económica se ha de recurrir siempre a la verdura de temporada, o al congelado de calidad, o a un razonable híbrido de lo uno y lo otro.

Cocción, poca. Para que quede un poquito crujiente. Luego ya cabe casi todo: aceite de oliva, vinagres al gusto, vinagreta más o menos historiada, ajos en láminas fritos, lo que se os ocurra. Verduras, que saben bien, sientan mejor, admiten todo recurso y no vacían el bolsillo. Que aproveche.





Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Después del verano.






Atrás ha quedado agosto y lo que se conoce como el verano canónico de vacaciones, excursiones, terrazas, chiringuitos y el calorcito. Todavía hay lugares en los que septiembre da un respiro y se puede seguir usando un poco mas la ropa de verano y de la playa. Las ciudades se vuelven a llenar poco a poco, llega el cole y los hábitos de ocio cambian. 

Los días son mas cortos y comienzan la época de estrenos de todo tipo: películas, libros, teatro, series, programas. Todos volvemos de alguna manera u otra al colegio. 

Se pueden hacer cursos de todo tipo, asistir a exposiciones, conferencias, representaciones.

También se puede disfrutar de ferias, catas y fiestas de diferentes lugares, por unos  euros podemos degustar comidas y bebidas que normalmente se encuentran lejos de nuestro alcance. Desde gastronomías del norte o del sur, hasta los festivales de la cerveza. En las zonas rurales también existen fiestas o mercados de algo que se de en la zona, de las setas, de las trufas, del queso. 

Aunque en otras fechas también existen, las que ocurren ahora tienen su encanto ya que son el recuerdo de días mejores para los amantes del calor y el verano. Para otros el resurgir después del infierno. Rencontrarse con amistades y relatar nuevas experiencias, viajes, hacer nuevos planes.

Nosotros comenzamos nuestra andadura con una feria gastronómica gallega que pasó por la ciudad. Aquí os dejamos algunos recuerdos fotográficos y del paladar de una buena cerveza gallega y una empanada de zamburiñas que traía olores y sabores de la fermosa Galicia. 







Os animamos a que busquéis en la red, que miréis cuando os paseéis y si encontráis alguna de estas oportunidades asistáis, es una buena manera de pasar un rato, un plan diferente de fin de semana, o de un día normal  en buena compañía. Descubrir otros sabores, conocer gente y normalmente no vacían el bolsillo.

Nosotros ya estamos buscando la próxima... quizá nos encontremos.



Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog.





viernes, 26 de agosto de 2016

Salas de espera II





Hace ya un tiempo que escribí sobre las vivencias en las salas de espera de centros médicos y hospitales. Quiero hablar sobre las experiencias humanas, sobre aquello que ocurre en esos lugares que existen desde que hemos  estado enfermos y seguirán siendo útiles por siglos.

Ascensores que se llenan en las horas de visita y citas medicas durante el día, en las noches tan solo guardan los ecos de habitantes temporales; otros prefieren mover las piernas, recorren los laberintos de escaleras y pasillos.

Rutina de uno a treinta, tan solo el cambio de estaciones puede servir de brújula. Eso y que en la tele o en la radio o quizá el móvil nos marque una fecha y un día en la vida.

Felices quienes ingresan por su propio pie para una intervención programada o un mal menor, que en uno o a los sumo dos días, volverán a esa realidad que aunque es descarnada en ocasiones, carece de la atmósfera caótica e inexorable de la clínica.

Aquellos que entran por la puerta de urgencias, muchos desorientados, dolidos, molestos por haber interrumpido su vida normal. Los pacientes entran, con suerte, pronto hacia la casa de curación mientras  los acompañantes se quedan en la entrada, en incómodos asientos, a veces entre cuatro paredes y otras con ventanas enormes que muestran a los que al otro lado del foso siguen sus vidas.


Menos amables y más terribles son las ambulancias, animales blancos de metal que braman avisando que en sus entrañas llevan a alguien cuya vida está a merced de las nornas o moiras,  de aquella que sostiene las tijeras: Atropos, de quien  depende cuando cortar el hilo.



Imagen de Wikipedia, wikimedia comoons



Autor and user: Giftagger. 

Pasa saber más. 




sábado, 13 de agosto de 2016

Spica virginis.



En el hemisferio norte, entre el trece y el quince de agosto, sucede la desaparición de la estrella Spica sobre el horizonte visible. Spica, 'la espiga', es la estrella que lleva en la mano la constelación que llamamos virgo. Para nosotros coincide con fiestas, incluyendo las dedicadas a la 'Dormición','Asunción', y algún nombre más. Se celebra a la Virgen. En realidad se celebra su 'muerte' y asunción a los cielos. Lo de asunción es fineza de curas. Te mueres pero no resucitas, faltaría más. Te resucita tu nene, pero tampoco te resucita, te sube a los cielos en cuerpo y alma de la tacada. Asunta.

El ocho de septiembre, en el hemisferio norte, la misma estrella Spica muestra su orto helíaco, reaparece. Casualmente, es el día de la Natividad de la Virgen. Más fiestas y romerías. Como es obvio, ya no coincidimos tanto con los ciclos agrícolas de antaño. Cuando a mitad de agosto todo había sido segado y estaba esperando, y cuando se aguardaba el otoño temprano para tempranas siembras. Que no lo sepamos no importa. Este fin de semana se irá a dormir la estrella Spica y regresará cuando regrese septiembre. 






Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

miércoles, 3 de agosto de 2016

El burro y la miel






























Nuestro amigo el burro salió de aventuras y como no era cobarde se atrevió a descubrir tierras que nunca había visitado. ¿Qué se encontró? No nos lo quiso contar el muy bribón.

Comenzaremos por la rubia del burro de Sancho. Es Blond Ale, esta compuesta de: agua, malta de cebada, lúpulo y levadura. Fermenta a muy altas temperaturas. 

Tiene cinco grados, y es fresca con un toque amargo al final, nos sorprendió gratamente ya que las rubias no son las que mas nos gustan.

Ideal para consumir con carnes ligeras, mariscos, y pescados.

La segunda cerveza es una reciente cata de la casa. Se llama Ballut y es extremeña, de Badajoz. Es una marca joven de cerveza artesanal. Tienen cuatro variedades y de la que os vamos hablar se caracteriza por un toque de miel que contrasta con el amargor del lúpulo.

Es Blonde Ale, turbia, sus ingredientes son: malta de cebada, levadura, lúpulo, agua y un toque de miel milfores de Extremadura. Es una cerveza rubia con cuerpo y de sabor delicado que persiste y sorprende a quien la prueba.

Marida con platos de caza, carnes rojas y postres. 


Que las disfrutéis!!!!

Artículos relacionados



Para saber más 




Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 









miércoles, 20 de julio de 2016

Ensalada de alubias






En plena ola de calor  venimos con una ensalada completa, rica, ligera y de precio medio.


Necesitamos: Alubias, bacalao, pimientos rojos y verdes, lechuga o similar, un huevo, cebolleta, aceite de oliva, sal, un diente de ajo, vinagre y perejil.



Con los calores nosotros hemos optado por las alubias de bote y los pimientos rojos en conserva en tiras, el verde natural. 



El bacalao lo podemos cocer en agua, o hacerlo a la plancha durante unos minutos. Cocemos el huevo. 



Para la vinagreta picamos la cebolla, los pimientos verde y rojo, el ajo, y el huevo cocido, le ponemos sal, vinagre, y aceite y lo mezclamos.



Sobre la cama de lechuga ponemos las alubias y el bacalao en láminas o medallones, adornamos con unas tiras de pimiento rojo y le incorporamos la vinagreta.



Tan solo queda disfrutar del plato, Buen provecho!!!!




Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog. 




Limalimonada con cúrcuma.



Para una limonada diferente necesitamos limas y limones en la misma proporción, azúcar morena, cúrcuma y agua muy fría.

Con el exprimidor -manual o eléctrico- recogemos todo el zumo de los cítricos; no importa si hay restos de pulpa, más tarde filtraremos la limonada. 

Añadir azúcar y agua al gusto. Cuanto menos dulce más refrescante, pero eso depende de las preferencias de cada quien. Dejamos enfriar y añadimos un cuarto de cucharilla de cúrcuma por cada litro de limonada: filtramos con un colador o manga. Personalmente, creo que es mejor usar botellas de cristal. 



Bibliografía.






Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

sábado, 9 de julio de 2016

Riesling 2014 heterodoxo.



Riesling es el nombre de una variedad de uva blanca originaria de la región del Rhin, en Alemania. También se cultiva en Francia (Alsacia, de donde vino esta botella), y en climas frescos de Italia, Luxemburgo, Chequia, Cataluña, Aragón y La Rioja.

La existencia del riesling se documenta por vez primera en 1435, en el inventario de un pequeño condado frontero al Rhin. Algo más tarde, en su obra 'Nuevo Herbolario', el botánico Hieronymus Tragus describe la uva riesling en la edición latina de 1522.

El riesling alsaciano es seco y ácido, rotundo, muy fresco y persistente en boca, de un color dorado con brillos verdosos. Se aconseja maridarlo con mariscos o pasta preparada con recetas que incluyan nata y sabores fuertes.

De modo más heterodoxo nos decidimos por el sushi, la ensalada de algas, un poco de arroz cantonés negro y un resto de ahumados. La mezcla nos pareció tan atrevida como perfecta. 





Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

lunes, 27 de junio de 2016

Barbadillo, Castillo de San Diego 2015.




La vida nos trae buenos momentos y encuentros y uno de ellos ha sido este vino blanco que conocía de nombre, pero que hasta ahora no hemos tenido el placer de probar.

En una de nuestras salidas de caza encontramos a un caballero que nos hablo muy bien de él y nos animó a degustarlo.
Por lo que mientras lo metíamos en el frigorífico para que alcanzara su temperatura nos pusimos a investigar un poco más.

Barbadillo Castillo de San Diego 2015 es un vino gaditano blanco seco; aunque ya se elaboraba a finales del siglo XIX no se empezó a embotellar hasta 1975, y es uno de los vinos blancos andaluces más vendidos.

Está hecho con uva blanca palomino, la temperatura óptima para servirlo es entre 6 y 8 grados. Marida perfectamente con pescados, mariscos y  shushi.

A la vista es blanco con reflejos verdes, al olfato afrutado y con matices cítricos, al gusto es fresco y ligero y no hay nada que temer si se toma con moderación.

El precio de la botella ronda los cuatro euros.

Nosotros tuvimos la suerte de encontrar a muy buen precio unos gambones de Huelva por lo que como se ve en la foto es con lo que acompañamos el vino.


Para saber mas:




Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog. 



Dorada al horno con verduras.







Necesitamos una dorada de ración, porque el acompañamiento es abundante y resulta un plato completo. Por supuesto, eso dependerá del hambre de los comensales, y de  cuantos van a comer. Esta es una receta para dos.


Cortamos unas patatas 'panadera', zanahoria, cebolla morada, ajos, pimiento rojo y verde, y la verdura de temporada que tengáis a mano y sea de vuestro gusto. En muy poco aceite de oliva dejamos que sude y se ablande, más o menos la mitad del tiempo que tardaría en hacerse del todo.



En la bandeja de horno ponemos un poco de aceite, la verdura y la dorada sobre ella, con la piel hacia abajo. Dejamos hacer a 150º unos diez minutos, le damos la vuelta al pescado y ya el tiempo restante depende de cómo de hecho os guste. Cinco minutos para poco hecho, por ejemplo.



Queda emplatar, y disfrutarlo.




Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

miércoles, 15 de junio de 2016

Colorear y crecer





Cuando somos  niños nos  encanta dibujar y colorear, las cajas de colores y aquellas líneas negras y dibujos en blanco esperando que les diéramos vida. Los años van pasando y parece que hay cosas que ya no se  pueden hacer, se es demasiado mayor.  

Curiosamente desde hace unos pocos años, se ha puesto muy de moda que los adultos pinten: mándalas, composiciones que estimulen la imaginación y liberen nuestro niño interior. Hay muchos artículos que hablan de sus beneficios, que muchos pueblos antiguos  hacían ritos y costumbres similares,  para  acercarse a la divinidad.

Mi idea es  compartir mi experiencia con este tipo de actividad creativa. No hace falta comprarse un cuaderno, podemos hacer nosotros mismos los dibujos y después colorearlos, en internet también existen plantillas, o simplemente comprar  un cuaderno que nos estimule.

Los hay de millares de temáticas, de jardines, de flores, celtas, de personajes de libros, series, películas...Si tenemos niños podemos pintar con ellos y convertirlo en una actividad en familia. Seguramente los más pequeños  pintarán  en el cuaderno del adulto y viceversa, creando obras de arte.

Como actividad individual es entretenida, diferente, evocadora. Cualquier momento es bueno y el resultado puede acabar colgado y enmarcado en alguna pared dando un punto de originalidad a nuestro hogar. También pueden ser parte de un regalo o tarjeta de felicitación.

Hay quien dice que es otra manera de meditar, también puede ser una buena  forma de abrir la mente y dejar que nos empape una lluvia de ideas.

En resumen si os gusta colorear, hacer algo diferente, o no habéis encontrado vuestra manera de desconectar os animo a que lo probéis.





Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog.





jueves, 26 de mayo de 2016

Es posible






Las rodillas echadas abajo, pantalones cortos y día de calor de verano, una carretera de grava y arboles flanqueándola  donde más de una vez ha hecho diana.  Respiración profunda y la pierna que está en el  suelo con impulso entra en el  pedal  y una tras otra pedalada deja de ser viandante para ser ciclista.

Aquel curso se acabó con la selectividad: en dos o tres días todo el futuro se decidía, nervios, hincar codos, notas, alegrías, decepciones y en septiembre un nuevo lugar, nuevas amistades, nuevos retos, atrás queda la adolescencia y delante años de cambios, de elecciones. Una puerta se abre a ese mundo menos pequeño.

Ayer fue el último día de vacaciones obligadas, antes un par de trabajos de oficina y otros de calle y pateo, otros que no se mencionarán en la vida laboral. Hoy un café, un beso y trabajo desde casa. Meses de planificación, de miedos por volar en soledad. De noches sin dormir, pero si no lo haces siempre quedará el miedo de preguntarnos qué hubiera pasado si lo hubiéramos hecho. Una primera llamada, las primeras visitas a la página web. El vértigo de los primeros días, y de los que vendrán. Ahora tendrá la respuesta.

Todos están sentados, se escuchan murmullos, alguna tos. La gente espera que la puerta se abra y  comience la charla. Nervios, escucha sus pasos en el pasillo. Rememora algunos consejos de no mirar a nadie en especial, el de imaginarse a todo el mundo desnudo.  Toma aire y entra en el salón, saluda con una sonrisa y comienza su charla.

Me llamo... y quiero compartir con todos vosotros mi experiencia.
A partir de ahí las miradas se fijan en quien les habla y sabe que sus palabras no dejaran a nadie indiferente, cambiará vidas,  despertará en otras personas la duda de dar el paso y dejar el miedo atrás.


Hace un mundo que salió con alguien por última vez, desde entonces han pasado muchas cosas. Duda en anular la cita. La casa está en silencio, fuera llueve. Se escuchan los pasos de Bogart. Mueve la cola y cuando se agacha le lame la mano. Se mira al espejo por última vez. Una eternidad, coge el abrigo y el paraguas cierra la puerta y llama al ascensor, mira el móvil y piensa en cosas cotidianas. Llega justo a tiempo, cierra el paraguas y entra en la cafetería. Se alegra de haber ido.



 El miedo es un buen aliado, pero podemos convertirlo en nuestro peor enemigo. 






 Imagen propia, bajo la misma licencia de el Blog. 

viernes, 6 de mayo de 2016

El burro de Sancho presenta














Haciendo las compras de fin de semana dimos con el burro de Sancho, que ya jubilado se dedica a llevar los productos de su tierra por todo el mundo, para el conocimiento general.

Esta vez os traemos dos cervezas en vez de una. Falta la tercera de la trilogía, que esperamos encontrar. Son cervezas artesanales hechas en Toledo, en el valle de la Sagra, de ahí el nombre de la marca que las fabrica.

Tienen una pagina muy vistosa, con todos sus productos y hasta te invitan a visitar la fabrica y proponen  también cursillos. Al final del articulo os dejamos la pagina por si os apetece saber mas.

Vamos a empezar por Burro de Sancho Roja. Sus ingredientes son: Agua, cien por cien malta de cebada, lúpulo y levadura. De estilo Red Ale, tostada con tintes rojos y cuerpo ligero, con sabor y aroma amargo floral y un leve caramelizado. Baja graduación alcohólica.  Ideal para maridar con carnes ligeras y mariscos.

Burro de Sancho negra. Ingredientes: Agua, cien por cien malta de cebada, lúpulo y levadura. De estilo Porter. Con tintes negros,  de sabor café y chocolate con destellos torrefactos. De baja graduación, ideal para maridar con postres, especialmente chocolate, o con carnes y guisos.

En conclusión, recomendables ambas para una celebración, ya que el precio por botella ronda los dos euros. Esperamos que las disfrutéis y que nos contéis que os han parecido cuando las probéis.


Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog.

Pasa saber mas: