sábado, 13 de agosto de 2016

Spica virginis.



En el hemisferio norte, entre el trece y el quince de agosto, sucede la desaparición de la estrella Spica sobre el horizonte visible. Spica, 'la espiga', es la estrella que lleva en la mano la constelación que llamamos virgo. Para nosotros coincide con fiestas, incluyendo las dedicadas a la 'Dormición','Asunción', y algún nombre más. Se celebra a la Virgen. En realidad se celebra su 'muerte' y asunción a los cielos. Lo de asunción es fineza de curas. Te mueres pero no resucitas, faltaría más. Te resucita tu nene, pero tampoco te resucita, te sube a los cielos en cuerpo y alma de la tacada. Asunta.

El ocho de septiembre, en el hemisferio norte, la misma estrella Spica muestra su orto helíaco, reaparece. Casualmente, es el día de la Natividad de la Virgen. Más fiestas y romerías. Como es obvio, ya no coincidimos tanto con los ciclos agrícolas de antaño. Cuando a mitad de agosto todo había sido segado y estaba esperando, y cuando se aguardaba el otoño temprano para tempranas siembras. Que no lo sepamos no importa. Este fin de semana se irá a dormir la estrella Spica y regresará cuando regrese septiembre. 






Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

2 comentarios:

  1. Muy interesante y didáctico como tú. :P

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Hubiera escrito cincuenta páginas desperdiciadas sobre el tema, pero mucho mejor reírse.

    ResponderEliminar