viernes, 16 de septiembre de 2016

Menestra, claro.




Poco hay que explicaros sobre la menestra. Algunos trucos recomendables son cocerla en caldo de verdura casero, si tenéis, pero el agua clara con sal tampoco le hace ningún daño. Para que resulte económica se ha de recurrir siempre a la verdura de temporada, o al congelado de calidad, o a un razonable híbrido de lo uno y lo otro.

Cocción, poca. Para que quede un poquito crujiente. Luego ya cabe casi todo: aceite de oliva, vinagres al gusto, vinagreta más o menos historiada, ajos en láminas fritos, lo que se os ocurra. Verduras, que saben bien, sientan mejor, admiten todo recurso y no vacían el bolsillo. Que aproveche.





Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

2 comentarios:

  1. Esperaré a que se enfríe para probarla, porque tiene una pinta... Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Saludos, Mara. No esperes mucho, que desaparece...XD. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar