miércoles, 15 de junio de 2016

Colorear y crecer





Cuando somos  niños nos  encanta dibujar y colorear, las cajas de colores y aquellas líneas negras y dibujos en blanco esperando que les diéramos vida. Los años van pasando y parece que hay cosas que ya no se  pueden hacer, se es demasiado mayor.  

Curiosamente desde hace unos pocos años, se ha puesto muy de moda que los adultos pinten: mándalas, composiciones que estimulen la imaginación y liberen nuestro niño interior. Hay muchos artículos que hablan de sus beneficios, que muchos pueblos antiguos  hacían ritos y costumbres similares,  para  acercarse a la divinidad.

Mi idea es  compartir mi experiencia con este tipo de actividad creativa. No hace falta comprarse un cuaderno, podemos hacer nosotros mismos los dibujos y después colorearlos, en internet también existen plantillas, o simplemente comprar  un cuaderno que nos estimule.

Los hay de millares de temáticas, de jardines, de flores, celtas, de personajes de libros, series, películas...Si tenemos niños podemos pintar con ellos y convertirlo en una actividad en familia. Seguramente los más pequeños  pintarán  en el cuaderno del adulto y viceversa, creando obras de arte.

Como actividad individual es entretenida, diferente, evocadora. Cualquier momento es bueno y el resultado puede acabar colgado y enmarcado en alguna pared dando un punto de originalidad a nuestro hogar. También pueden ser parte de un regalo o tarjeta de felicitación.

Hay quien dice que es otra manera de meditar, también puede ser una buena  forma de abrir la mente y dejar que nos empape una lluvia de ideas.

En resumen si os gusta colorear, hacer algo diferente, o no habéis encontrado vuestra manera de desconectar os animo a que lo probéis.





Imagen propia bajo la misma licencia que el Blog.





8 comentarios:

  1. Ese mismo principio puede servirnos con el dibujo, la escritura o las labores manuales en general. Hay quien escribe para relajarse, otros se dedican al bricolaje, los hay quien pinta o borda o hacen pulseras y abalorios. En suma, dedicarnos a algo que nos haga sentir mejor y huir de la rutina. Lo malo es quien solo se dedica a trabajar y dormir, trabajar y dormir, trabajar y dormir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda alguna hay tantos hobbies como granos de arena en el desierto. Lo agradable como dices es encontrar lo que nos llena y gusta y así disfrutar de la vida. un saludo y buen fin de semana Carmen.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Alodia ser creativo y crecer es una buena meta en la vida. Un abrazo.

      Eliminar