domingo, 30 de octubre de 2016

Propuesta de cena de cumpleaños otoñal.





Lo mejor de preparar una cena de cumpleaños es que sea por encargo. Esto es, que te pidan lo que desean exactamente, dejando un pequeño margen a la sorpresa.

Un deseo sencillo: solomillo de cerdo a la plancha, patatas bravas dos salsas, postre. Empecemos por el solomillo, cortado en medallones y puesto a macerar el día entero. Sobre el macerado hablamos hace poco, os dejo el enlace para no repetir:





Unos cuarenta y cinco minutos antes de la hora de la cena se pelan las patatas, las cortamos en cuadrados homogéneos y las ponemos a freír a fuego vivo. Mientras, se elabora una salsa brava de tomate y un alioli. Sobre eso, cada quien tiene sus recetas y trucos.

Escurrimos los medallones de solomillo y los hacemos a la plancha. La presentación admite mil variaciones. Esta era rústica.



Como postre, un hojaldre con nata montada bien firme y frutas de temporada. Fácil.



El vino, que en este caso formaba parte de la sorpresa, tendrá una entrada aparte. Espero que sirva de sugerencia: nada mejor que lo que te piden, y no hace falta que sea faisán con plumas incluidas. A menos que te pidan faisán, y eso ya iba a ser otra película.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.


6 comentarios:

  1. Me alegro de que te guste: es fácil, y barato. Anímate!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda y no parece que lleve demasiado tiempo su preparación. Cualquier día de estos me sorprendo a mi misma y lo hago.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo único que requiere tiempo, aunque no trabajo, es el marinado. Lo demás resulta fácil e incluso barato. Anímate a probar, Ambar.

    ResponderEliminar
  4. Buena pinta, aunque yo últimamente me decanto por el solomillo de pavo: menos grasas y más sano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Es igual la carne que se elija para macerar, Carmen. Se trata de dar sabor a ingredientes 'sosos' (solomillos de cerdo,pollo, pavo). Y la cocción evapora el alcohol casi en su totalidad. Casi, conste. Si pruebas que aproveche, un abrazo.

    ResponderEliminar