martes, 10 de junio de 2014

No eres capaz.




Esa frase ha desaparecido del vocabulario en nuestro hogar, y todas aquellas que significan algo parecido. Muchas veces la hemos escuchado.  Quien no  la haya oído  puede considerarse afortunado de no tener un gran lastre tanto en la mochila que llevamos a nuestras espaldas, como  en nuestro mundo interior.

Cuando comenzamos el colegio entramos en un mundo de aprendizaje, en el que se nos enseña y evalúa a través de unos estándares y directrices. Si estás por encima o por debajo de ellos ya no formas parte de lo normal y ahí empiezan los problemas.

Todos  somos capaces de hacer mucho, el problema es el tiempo que necesitamos,  la constancia, y el esfuerzo  más en unas cosas que en otras. En otros países los planes de estudio se dirigen más a cada alumno y a sus capacidades, es más productivo y enriquecedor. Hay  frases que no se si ahora se oirán tanto pero sí antes : no sirves, no sabes hacerlo, y otro largo etcétera de frases y otro tipo de acciones que lo único que hacen es desmotivar y traumatizar a los escolares.

En la vida en familia sucede otro tanto desde que se es capaz de entender lo que sucede alrededor. No hay tiempo para nada, ni para educarnos y educar, en muchos casos no se permite que se cometan errores, que sean libres de explorar sus propias capacidades.

Quita… que no sabes hacerlo, deja lo hago yo… mira que eres lento… son estándares que utilizamos con parejas, hijos, familiares y amigos. Fomentando de nuevo la rapidez y el bienestar ficticio a costa de la libertad de los  demás.

Todo esto se ve enriquecido con la tipificación de las personas y la costumbre de encasillarlas y ponerles etiquetas vemos a alguien y enseguida ya por inercia lo tenemos que poner en algún grupo, nos da miedo lo nuevo y aquello que no podemos identificar.

Podemos hacer muchas cosas, somos capaces, y darse cuenta es la mejor de las sensaciones.  Vencer todas las trabas y miedos es el mejor de los premios.
Uno se siente libre, sin cadenas ni lastres, algunos tan viejos como el propio mundo que hasta a veces saltan generaciones. Pueden ser prohibiciones, como siglos atrás no se les permitía a ciertos grupos de personas ejercer determinados oficios.

Aquellas leyes orales acababan siendo modos de vida tan férreos que quienes no las cumplían terminaban perdiendo la vida o peor aún para muchos:  el destierro y dejar de formar parte de un grupo, que era lo mismo que morir.
Somos animales sociales, de eso no hay duda pero no tenemos que prescindir de nuestra libertad de obrar, de practicar y de imaginar y  de soñar  que somos capaces de lograr.

A mucha gente del común y a otros que alcanzaron las mieles de la inmortalidad alguna vez en su vida les dijeron que no serían capaces de algo. Se negaron, y alcanzaron aquello que tanto deseaban y demostraron que si es posible.

Pensad  que es aquello que os dijeron que nunca seríais  capaces de hacer… andar en bici… pintar, ser un gran concertista, hacer el camino de Santiago, comerte de una sentada 200 croquetas…


Todo es posible…  sólo hay que hacerlo.

Fuente de la imagen propia, bajo la misma licencia que el Blog.


24 comentarios:

  1. Según mi modo de ver el problema está en nuestro interior. Yo soy mi principal enemiga porque uso esa frase cada vez que tengo un reto por delante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una manera acertada de verlo Carmen, en muchas ocasiones la misma persona es su mas grande enemigo, mucha paciencia y afecto con uno mismo y caminar por el camino del autoconocimiento. Seguro que algún dia desaparecerá esa frase un saludo y buen finde.

      Eliminar
  2. Eres muy capaz, como todas lo somos. Y he dicho todas. Änimo, Leonor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alodia y esta refección es el resultado de mucho tiempo de trabajo conmigo misma, si que nosotras somos capaces por el simple hecho de trabajarnoslo. Pero somos capaces tanto ellas como ellos, yo he vivido en un pueblo pequeño y en una familia mas o menos amplia, ser mujer no es fácil pero tampoco lo es ser hombre, madre, padre, amigo, amiga, ser diferente a los ojos de otros nada es fácil en esta vida pero si hay una cosa muy real y sincera la amistad y la comprensión y la empata que es el primer paso de todo. un saludo y animo Alodia.

      Eliminar
  3. Me ha impresionado mucho. De veras. Que puntería tienes, Leonor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Migue, curiosamente todos alguna vez damos en el clavo, yo hablo de experiencias sobre todo observando la vida. un saludo y buena semana.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Chelo :) pensar u reflexionar es un buen ejercicio, que acaba dando como resultado entradas, como esta. Buena semana.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Aur a veces estaría mejor tener un poco menos de razón. un saludo.

      Eliminar
  6. Conmovedor, valiente y con toda la razón Leonor. Ánimo siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana buena noche de San Juan y buena semana para ti y los tuyos.

      Eliminar
  7. A veces me gustaría ser más valiente, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desearlo es el comienzo de hacerlo, seguro que conseguirás ser mas valiente, aunque intuyo que lo eres mas de lo que crees.un saludo.

      Eliminar
  8. Claro que eres capaz, todos lo somos. No solemos leer la letra pequeña, donde está escrito: "El miedo y lo demás vienen incluídos en el paquete y en el precio."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es Sota, curiosamente muchos se olvidan de leer esa letra pequeña de la que hablas o tardan un poquito. Bonita reflexión y acertada. un saludo.

      Eliminar
  9. Eres capaz de sobra de hacerlo todo, Leonor: mira lo que has escrito, mira la gente que te escribe. Capaz de sobra. Y muy buen verano, a esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, un dulce no amarga a nadie, yo se que soy capaz pero es agradable que te lo digan, ahora queda que todos lo sepamos y tiremos hacia delante. un saludo y buen verano para ti también.

      Eliminar
  10. Ánimo. Igual hace mucho desde que lo escribiste, pero ánimo igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, yo lo escribí para animar a la gente. Curiosamente vosotros me animáis a mi. Esta bien. :) buen fin de semana Carnavalero.

      Eliminar