sábado, 14 de noviembre de 2015

Pasta de otoño oliendo a trufas...



Si os gustan la trufa y las setas, resulta un plato aromático, diferente, y fácil de hacer. Los ingredientes: pasta con setas, nata, mousse de trufa y trufa en sí (el botecito de cristal, trufa conservada en aceite de oliva).

Mientras se cuece la pasta -atención a los tiempos de cocción, cuando en pasta fresca pone 'dos minutos' es eso, ni un segundo más- en una cazuela de barro se pone a calentar la nata, la mousse de trufa y una pizca de trufa. Una pizca, apenas la punta de una cucharilla de café. 



Cocida y escurrida la pasta, mezclar en la cazuela sin que llegue a hervir. Poner queso parmesano rallado o añadir un poco más de trufa al plato es opcional.


Buen otoño, y mejor provecho.

Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

7 comentarios:

  1. Me encanta la trufa y éste parece un plato fácil de hacer. Seguro que me animo a prepararlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ámbar. Es muy fácil, muy rápido (usando pasta fresca) y bastante barato. Las famosas 'tres b'. Ya nos contarás cuando lo hagas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Madre mia! Se ve exquisita! A ver si me pongo en campaña...

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Viento. Anímate a probarla, es fácil y rápida. Invitas a alguien y le(s) das una sorpresa. A cambio, que traigan las cervezas XDD

    ResponderEliminar
  5. Deseando volver a comerla, esta rica y en cantidad adecuada sienta bien y ligera. un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Huele hasta desde aquí. Gracias, va a estar genial.

    ResponderEliminar
  7. Apunta, Antón, que igual vale para un día de Pascua de 'desengrasar' XDD

    ResponderEliminar