jueves, 27 de febrero de 2014

Malditos fregaderos...



No traga. Ni a cañonazos. Y eso que el tapón es de los de rejilla, y somos gente cuidadosa. Existen múltiples productos químicos, todo el mundo lo sabe. Lees el bote por detrás antes de comprarlo y piensas que casi mejor llamar a los artificieros. Que no entre en contacto con la piel, no se inhalen vapores, se usen dobles guantes, lo funde todo, garantizado. Hasta las tuberías de plástico rígido. Carallo, pero las tuberías son justo de eso...¿las viejas, las de plomo contaminador, también las fundía? También. No lo compras. Casi sales silbando al descuido, no sea que te tomen por un pelucas en edad peligrosa que ahora se ha leído en la red como ir al super y meterse a dejar por monaguillo a Unabomber. Mejor no.

Probad el plan B. Un vaso -como los de vino, 100 cc.- de bicarbonato. Lo echáis por el fregadero atascado tras quitar la mayor cantidad de agua que podáis, mejor toda o casi toda. Lo dejáis un cuarto de hora. Y luego vertéis encima medio litro de vinagre. Hará burbujas y espumarajos, no pasa nada. Otros quince minutos. Por fin, una olla de agua hirviendo que arrastre bien.



Como veis, hay dos cubos. Uno bajo la salida de cada seno del fregadero, en éste caso son dos. Veis también los tapones a rosca en la parte inferior de cada tubo. Se desenroscan. De ahí caerá...un barro muy arqueológico, lo que queda de la causa del atranque. Se saca todo, se limpia y se vuelven a enroscar los tapones. ¿Resultado?...



Ya traga. Probadlo, funciona. Y, como 'medida prudente', ya que se trata de un remedio barato y muy poco agresivo, si se hace una vez al mes se evitan males mayores.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el Blog.

10 comentarios:

  1. Oye que si funciona...ha salido lo que dices, barro y pelos y que se yo, pero funciona. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Funciona, sí. Me alegro de que te haya sido útil, Alodia. Entre las mil cosas que se pueden aprender está lo de 'Factura de fontanero, poco lucida y mucho dinero' XD

      Eliminar
  2. Oye, qué buen remedio, porque mi madre sigue usando la sosa y a mí me da pánico verla con la botella en la mano, acercándose a cámara lenta hacia el fregadero, mientras sonríe malévolamente con cara de "ya verás, condenado, lo que es bueno".
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La receta era de mi abuela Teresa, que sabía poco de química excepto que la química envenena (lo cual ya es bastante para una doña nacida en 1892). Ahora echamos por los fregaderos cosas más difíciles de disolver, pero en lo usual que se vierte, funciona. Ella jamás hubiera echado aceites (hacía jabón, como es racional). Pero pelos, cosillas y minibasuritas y trocitos de esto y lo otro, caían. Entonces, en ciudad. Anteriormente, todo trocito iba al estercolero, ahora llamado compostera, para hacer abono y criar el huerto lustroso. Igual tu madre se convence de que la química envenena, se come las tuberías y hay que pagar al fontanero...

      Eliminar
  3. Lo he probado en el lavabo (muchisimos pelos). Mano de santo, Thorongil Gilraenion.

    ResponderEliminar
  4. Suele pasar, Ana (lo de los pelos). Me alegro mucho de que te haya sido útil.

    ResponderEliminar
  5. Cuando se atascan tienes faena para un rato...XDDD

    ResponderEliminar