martes, 3 de enero de 2017

Dorada a la panadera




Bajo el título 'a la panadera' suele englobarse una variedad de recetas preparadas con patata y verdura de temporada rehogadas a fuego lento. En esta ocasión se trata de pescado, una dorada.

Para empezar necesitamos patatas, cebolla, champiñones (u otras setas), pimiento verde, sal, aceite de oliva y pimienta. Pelar, lavar, secar, salpimentar, y a la sartén a fuego vivo al inicio, y luego lento. Se trata de dejar el conjunto a medio hacer, más o menos así:


Escurrimos bien, y colocamos sobre una bandeja para horno. Encima la dorada, con la piel hacia arriba. Se hace en pocos minutos a unos 160º. Depende del gusto personal sobre lo hecho que se prefiere el pescado.


Es optativo añadir unas gotas de zumo de limón y/o un poco de vino blanco seco al pescado antes de llevarlo al horno. Y, por supuesto, sirve para cualquier día festivo de los que aún faltan en navidades.





Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.



8 comentarios:

  1. Rico y con fundamento y más con estos fríos.

    ResponderEliminar
  2. Por Diosss, mañana lo pongo en casa, qué hammmbre

    ResponderEliminar
  3. He hecho la dorada de un montón de maneras pero esta no la conocía. La probaré y ya te cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébala y nos cuentas: la dorada, como la mayoría de los pescados blancos, agradecen sabores que los acompañen sin anularlos y les den 'vidilla'.

      Eliminar
  4. Oye, qué buena pinta tiene eso. Es muy acertado hacer la patata al margen a la sartén porque en el horno se suele tardar horrores y suele quedar dura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, Carmen: así tan sólo son unos minutos de horno, y que la patata queda perfecta garantizado.

    ResponderEliminar